El valioso hábito de leer más libros

El hábito de leer más

Foto de Sincerely Media

En bastantes ocasiones admiramos el número de libros que ciertas personas leen a lo largo de la semana, mes o año y pensamos, ¿cuál será su secreto?

Sentimos decirte que no hay secreto que valga y que es algo que todas podemos hacer sin ningún tipo de obstáculo más que convertirlo en una prioridad. ¿Cómo? Dejando cualquier elemento distractor (televisión, Internet, móvil o tableta) y cogiendo un libro en su lugar. El hábito de la lectura se desarrolla de la misma manera que cualquier otro, como el de la meditación: tan solo es preciso que nos decidamos a desarrollarlo y ser constantes y consciente de las horas o momentos que tengamos más disponibles según nuestras circunstancias. Porque si tenemos tiempo para perder haciendo scroll en el móvil, tenemos también tiempo para leer siquiera algunas páginas de un libro.

Una vez que vayas creciendo en la constancia del hábito, puedes ponerte algún objetivo de cuantía, como leer durante 1 hora o un número de páginas concretas. Dicho esto, al final del año no importa cuántos libros leas o la temática de estos. La cuestión es que si hay algo que deseas hacer con más frecuencia, trabájalo para lograrlo.

Aquí van algunos consejos para iniciarte en el placer de la lectura cada día.

Interésate y lee aquello que te guste y llame la atención

La vida es demasiado corta para leer libros que no te gustan o convencen de buenas a primeras. ¿Para qué obligarse? Si no estás disfrutando de uno cuando lleves un recorrido del 20-25% de su contenido, déjalo. Si te gusta la ficción, busca los títulos relacionados que te satisfagan. Si prefieres la no ficción, apuesta por los temas que más te interesen.

Ojo al dato: esto no quiere decir que nunca debas leer fuera de tu zona de confort. Quizás haya libros increíbles de otros géneros que merecen una oportunidad. Déjate aconsejar por las recomendaciones de personas afines a ti y que conozcan tus gustos.

El hábito es el que te convertirá en lectora

Como hemos indicado en la introducción, la única forma en que vas a leer más libros es priorizar su lectura encontrando un momento que funcione para ti, no importa el horario. Para estandarizar el patrón del hábito, lee sobre la misma hora todos los días y la misma cantidad de páginas o minutos. No seas ambiciosa: es mejor leer poco y constante que mucho un día y luego estar 1 mes sin leer.

Encuentra esa franja temporal que funcione para y según tu rutina diaria y que te encuentres a gusto con tu elección. Si te lo tomas como una imposición, lo dejarás rápidamente. Apunta tu seguimiento para ver tus progresos.

Pide prestado

Acceder a la cultura literaria no implica comprar cada uno de los libros que quieras leer. ¿Por qué no utilizar la biblioteca local? Es la forma más respetuosa con el medio ambiente de leer y la presión del tiempo de tener que devolver un libro en unas pocas semanas puede animarte a leer con más premura. También puedes recurrir a tu familia y amiga/os para pedir libros o prestarlos a la inversa.

Lee y/o escucha

No solo se pueden «leer» libros a través de las páginas: los audiolibros son una gran alternativa si no puedes sentarte físicamente con un libro. En el tren, mientras trabajas, en el gimnasio… Sumérgete en tu novela favorita dejando que una voz amiga te cuente la historia al oído. Este formato cada vez está más extendido entra las plataformas de libros, por lo que no te será difícil encontrar el audio del libro que te apetezca.

¿Y qué te parecería entrar en un club de lectura?

Los clubs de lectura (o simplemente el compromiso de lectura con un reducido grupo de amigas/os) pueden animarte a leer más de lo que por norma general harías. Puede algo interesante y bueno para iniciarte en el hábito; lo que sí intenta que estén en tu ciudad, cerca de ti, y que encajen en tus horarios. Si todo te queda lejos pero te apetece muchísimo formar parte de uno de estos clubes, aprovéchate de las ventajas de los clubs de lectura online.

Y tú, querida persona, ¿eres una lectora empedernida? ¿Qué otros consejos te llevaron a aumentar la frecuencia de lectura? Cómo no, te leemos.

Sin comentarios

Escribir un comentario