1481
post-template-default,single,single-post,postid-1481,single-format-standard,cookies-not-set,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Regalos de empresa para clientes y/o empleados/as

Hemos notado que en los últimos años ha habido un enorme auge de regalos promocionales en las empresas, y analizándolo detalladamente, vemos que éstos suponen un alto impacto ambiental y baja durabilidad, e incluso de dudosa usabilidad. Ferias, congresos, obsequios a clientes, promociones en tiendas… vamos, un sinfín de objetos, la mayoría baratos, de procedencia lejana y a veces de muy poca utilidad, se nos han puesto en la mano y los hemos cogido por deferencia más que por necesidad.

¿A quién no se le ha secado la tinta del bolígrafo de plástico que le han regalado hace 3 días, no sabe qué hacer con los perfumes en sobrecitos que no son de su gusto, se le acumulan libretas y libretas o tiene una docena de llaveros en el cajón? O carteras, cremas de bote, carpetas, chapas, pegatinas, tazas… Un suma y sigue muy preocupante.

En este 2020, con la presencia del COVID19, no todo iba a ser negativo porque se ha conseguido reducir el uso de estos elementos sin valor, que tenían un crecimiento irracional. Habíamos entrado en la rueda de aceptarlos como elemento obligado para cualquier empresa que acudiera a una feria o realizara un acto promocional, buscando los precios más económicos. Como consecuencia, se ofrecían productos de menor calidad y por ende, mayor coste ambiental y social.

En el ámbito de los regalos de empresa para empleados, ya sea en cenas de Navidad o convenciones corporativas, puede que la calidad sea un poquito mejor, aunque pocas veces se incorpora el valor social y el valor ambiental como elemento definitivo. Una maleta, una bolsa de viaje, una cesta de productos alimentarios… ¿Qué podemos decir? La mayor parte de las veces es un regalo de valor económico sin más añadido.

Haciendo una reflexión sobre esta situación, queremos remarcar que lo que debe haber detrás del acto de regalar es agradecimiento y un traspaso de valores por parte de la empresa al receptor, ya sea cliente o empleado. Consideramos que es más que un simple acto promocional y no podemos dejarlo en mano de productos baratos, de un solo uso y vacíos de contenido social y/o ambiental. Por eso, es necesario incorporar regalos que despierten la conexión con un compromiso responsable y aportando un valor diferencial. Dicho en pocas palabras, que sean regalos con alma.

Regalos corporativos empresa para clientes y/o empleados

Si queremos que ese regalo suba de categoría, ha de estar presente en el día a día y tener una razón de ser para reforzar la relación con la empresa.

Este año, las relaciones de fidelización y agradecimiento con clientes y empleados se van a ver modificadas de manera considerable ya que elementos primordiales como la presencia, cercanía o hacer equipo, no va a ser posible. Va a ser necesario traspasar pantallas y llegar a casa de las personas de una manera diferente, como cenas virtuales con caterings incorporados, listas de música compartida para el evento, regalos a domicilio… Tenemos una multitud de nuevas opciones aguardándonos y que debemos aprovechar para dar mayor sentido social y solidario a dicho acto.

Por todo esto, desde BOLSETA nos hemos planteado ofrecer distintas opciones para que los regalos de empresa puedan aportar este valor solidario y social. Así que hemos creado un dossier comercial con todas las explicaciones del por qué de nuestra propuesta, ofreciendo varias alternativas que aquí os presentamos, como:

  • DESPERTAR la consciencia hacia un mundo solidario y sostenible con una BOLSETA reutilizable, válida tanto como regalo individual o usándola de packaging de algún otro producto.
  • SUBIR UN NIVEL en el día a día de tus clientes y/o empleados obsequiándoles con un pack de 3 BOLSETAS solidarias y sostenibles, ya que les van a permitir eliminar las dichosas bolsas de un solo uso.
  • SER UNA SOLUCIÓN REAL para dejar de lado definitivamente las bolsas de un solo uso y ayudar de manera decidida a la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social.

En BOLSETA sabemos por la experiencia de empresas que ya se han sumado a nosotras para sus regalos corporativos, que la percepción de agradecimiento con este tipo de obsequios solidarios y sostenibles es total, y sin duda afianza y refuerza la relación empresa/empleado o empresa/cliente.

Con todo esto te preguntamos: ¿haces o recibes regalos de empresa? ¿Qué motivaciones te despiertan/generan? ¿Crees que sería bueno cambiar el concepto de obsequio?

Nos encantará recibir tu comentario y servir como inspiración para que el próximo regalo de empresa que hagas o recibas, tenga una valor social y ambiental más allá del económico 🙂

Sin comentarios

Envíanos tu comentario