1514
post-template-default,single,single-post,postid-1514,single-format-standard,cookies-not-set,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Participación de BOLSETA en el Foro Joven 2030

El pasado jueves 8 de octubre, Irene Tato, fundadora de BOLSETA, tuvo la oportunidad de participar en el evento del Foro Joven 2030 y de compartir nuestro proyecto de emprendeduría solidaria y sostenible.

BOLSETA nació como una necesidad y tanto su concepción como su objetivo esencial siempre han perseguido mejorar el mundo orientando su modelo a ese fin social y medio ambiental, prevaleciendo sobre el fin económico. Queríamos resolver un reto medioambiental y social a través de un producto elaborado en Barcelona, por personas en riesgo de exclusión con tal de mantener el planeta más libre de bolsas de plástico de un solo uso. Y de ahí surgió nuestra bolsa reutilizable, un concepto íntegro y proactivo hecho para aportar nuestro granito de arena en la mejora del mundo que nos rodea.

En los últimos años nos alegra sentir que, poco a poco, la dinámica de negocio está cambiando: tradicionalmente se perseguía en exclusiva el retorno financiero pero ahora las empresas de nueva creación empiezan a preocuparse cada vez más por invertir con criterios de impacto social positivo. Y eso es maravilloso. Y la implicación de BOLSETA es mayor día a día gracias a todas aquellas personas que defienden la calidad del valor que hay detrás de nuestro saber hacer.

Estamos convencidas de que para desarrollar acciones válidas que fomenten y promuevan un espíritu emprendedor es necesario cambiar el modelo de negocio socioeconómico, siendo la sostenibilidad y el crecimiento responsable los objetivos primordiales en cada una de ellas por tal de no comprometer las necesidades de las generaciones futuras. Dirigir nuestras ideas y pensamientos en la transformación del sector anterior será vital para poder establecer una economía circular consolidada y responsable.

Desde BOLSETA tenemos claro que la contribución de nuevas ideas al panorama actual que estén a favor de crear un valor social, económico y ambiental, son las que nos ayudarán a avanzar en los 17 objetivos de desarrollo sostenible programados para el 2030.

Porque nuestro impacto no ha de restar, sino todo lo contrario: ha de ser contributivo, positivo y hemos de seguir sumando. La pregunta final sería, ¿a quién no le gustaría ser un negocio valorado como fuente de donde beber e inspirarse?

Envíanos tu comentario